Obesidad México
Dietas para bajar de peso
Control de peso
Obesidad México

Preguntas sobre la Obesidad

  • ¿El agua produce obesidad?

    La obesidad se caracterizada por exceso de grasa, no por exceso de líquidos.  Solo los alimentos que aportan calorías pueden convertirse en grasa; como el agua no aporta calorías, nunca puede transformarse en grasa y, por tanto, el agua no produce obesidad.  Ahora bien, si se retienen líquidos es obvio que se produce aumento de peso, pero ello no se puede considerar obesidad.

  • ¿Cómo eliminar el exceso de líquidos?

    El exceso de líquidos tiene diferentes causas. Hay causas hormonales como, por ejemplo, durante la ovulación o la menstruación; también puede ser debido excesivo consumo de sal, o a trastornos en el corazón o en la circulación sanguínea. El andar diariamente a paso rápido durante una hora, disminuir la ingesta de sal y tener levantadas las piernas mientras se está sentado favorece  la eliminación de líquidos. Aunque parezca paradójico, es conveniente beber al menos 2 litros de agua al día, pues ayuda a los riñones a  depurar el organismo y a eliminar líquidos. Los fármacos diuréticos son aquellos que fuerzan al organismo a fabricar orina y, por tanto, a perder líquido, pero sólo deben tomarse con prescripción médica pues pueden dar complicaciones.

  • ¿Por qué se produce el vientre hinchado y cómo evitarlo?

    Una débil musculatura abdominal, un estómago grande, ingestión excesiva de aire, alimentos flatulentos, digestión defectuosa y estreñimiento son los principales obstáculos para tener un vientre plano.

    • Para fortalecer la musculatura abdominal no hay otra solución que hacer ejercicios específicos para abdominales al menos durante 5 minutos dos veces al día.
    • Para achicar el estómago la solución es hace 5 comidas al día (desayuno-un tentempié al mediodía-almuerzo-merienda-cena), en vez de 2 ó 3 comidas copiosas. Procurar no llenar nunca el estómago sino más bien quedarse con una discreta “sensación de vacío” (si aparece hambre entre comidas, tomar  lentamente un vaso de agua fría).
    • Para evitar la ingestión excesiva de aire hay que tomar los menos líquidos posibles mientras se come.
    • Los alimentos que producen más gases son las bebidas gaseosas, los alimentos ricos en harina,  los ricos en fibra (verduras), las legumbres y los frutos secos. Lo mejor es no tomarlos en grandes cantidades de una vez y escoger aquellos que hemos comprobado toleramos mejor.
    • La digestión defectuosa se previene masticando despacio y evitando alimentos muy grasos o muy condimentados.  Tomar mucha agua durante las comidas diluye los jugos gástricos, lo cual puede dificultar la digestión.
    • El estreñimiento se previene haciendo ejercicio físico, yendo al baño diariamente a la misma hora aunque no se tenga ganas de ir, ingerir de 1´5 a 2 litros de agua diarios y escoger aquellos alimentos con fibra que mejor tolere.

    * Además de lo anterior, si fuese preciso, pedir en la farmacia medicación para los gases que no precise receta médica, pues favorece la rotura de las burbujas de gas.

  • ¿Es cierto que unos alimentos engordan más que otros a igualdad de calorías?

    Sí, es cierto, pues, por ejemplo, las grasas que comemos se acumulan en nuestro cuerpo con mucha mayor facilidad que los hidratos de carbono o que las proteínas.

  • ¿Por qué engorda el estrés?

    El estrés en sí es un estado emocional que no provoca acumulo de grasa. Lo que engorda es lo que se come y se bebe para contrarrestar el estrés (frutos secos, bebidas con azúcar, grasas, chocolates, etc.)

  • ¿Qué hacer ante un ataque de hambre?

    Lo primero es  evitar la ansiedad  para lo cual hay que recordar que este impulso por comer dura muy poco; mientras pasa el ansia es conveniente buscar una distracción como dar un paseo, ir al baño o lavarse los dientes.  Otra solución es comer un par de zanahorias o una manzana seguido de dos vasos de agua.

  • ¿Se puede adelgazar sin pasar hambre?

    No es necesario, ni conveniente, pasar hambre, mientras se trabaja para poder peso, pues puede sobrevenir el “efecto rebote” y  comer hasta recuperar lo perdido.  Los alimentos ricos en agua y fibra (verduras y frutas) son los que aportan menos calorías y, además, provocan saciedad, de ahí la conveniencia de incluirlos en las comidas. Actualmente existe la dieta HCG para aprender a comer..

  • ¿Por qué es tan difícil perder peso para algunas personas?

    Las principales causas son dos, la falta de persistencia y la falta de información correcta sobre dietética y nutrición.

    1. Persistencia: perder 65 gramos de grasa cada día puede parecer poca cosa, pero si lo multiplicamos por  30 días resulta una pérdida de 2 kilogramos al mes, lo que supone 20 kilogramos en 10 meses. ¿No está mal, verdad? Ahora bien, 65 gramos de grasa equivalen a 580 calorías (65 gr. x 9 = 580); es decir, cada día, sin fallar, debemos comer menos calorías y hacer más ejercicio hasta sumar esas 580 calorías.
    2. Información: ¿qué dieta fácil y agradable debemos hacer para disminuir las calorías que tomamos diariamente sin dañar nuestra salud y sin pasar hambre? ¿Qué tipo de ejercicios puedo hacer para perder calorías dedicándole poco tiempo diario para que no perjudique mi trabajo, ni mi vida social y familiar, y que sean fáciles de realizar? Son las “preguntas del millón” y las más variopintas respuestas abundan en todos los medios de comunicación,  señal inequívoca de que hay gran desinformación sobre lo verdadero y lo falso en este problema.  La mejor solución es asesorarse únicamente por expertos de probada solvencia.

  • ¿Qué importancia tiene la herencia en la aparición de la obesidad?

    Una de cada tres personas obesas tiene factores hereditarios que la predisponen a acumular grasa en mayor cantidad que otra persona que no tenga esa carga genética; ello explica que haya personas obesas a pesar de comer lo mismo y hacer el mismo ejercicio que otras personas que están delgadas. Sin embargo,  no basta la herencia para ser obeso sino que debe darse también otras circunstancias como hacer poco ejercicio y comer demasiados alimentos ricos en calorías.

  • ¿Por qué a veces no pierdo peso, o incluso engordo, comiendo menos que antes?

    Ello puede ser debido a que retenga agua, algo frecuente cuando se lleva algún tiempo ingiriendo menos calorías, pues es como una reacción defensiva del organismo. Basta hacer algo más de ejercicio, modificar algo la dieta y tener un poco de paciencia y el agua se eliminará al cabo de unas semanas. Pero lo más frecuente es que se coma menos pero que esos alimentos sean muy ricos en calorías, por lo que la solución es privarse de esos alimentos (grasas, salsas, frutos secos, chocolates, chicles o caramelos…)

  • ¿Las vitaminas engordan?

    Las vitaminas son imprescindibles en la dieta diaria, pero no aportan calorías y, por tanto, no engordan. Lo que sí engordan son los alimentos en donde van incluidas las vitaminas.

  • ¿Es conveniente no comer pan si se quiere adelgazar?

    100 gramos de pan aportan 250 calorías en forma de hidratos de carbono, proteínas, así como fibra y minerales, por lo que debe considerarse un importante nutriente que por sí solo, en cantidades moderadas, no es el causante de la obesidad. Ahora bien, lo normal es que el pan no se ingiera solo, sino acompañado de aceite, salsa, mantequilla, chacinas, chicharrones, tocino o chocolate, y éstos alimentos sí son  “bombas calóricas”.

  • ¿Por qué se pierde peso fácilmente al principio de hacer un régimen para adelgazar, y después es más difícil?

    La razón está en que al disminuir las calorías que ingerimos nuestro organismo utiliza primero como combustible los hidratos de carbono almacenados (unos 500 gramos de glucógeno), que, a su vez,  almacenan abundante agua (un litro y medio, aproximadamente) y, por tanto, al principio es fácil perder 2 kilos de peso, los cuales son los primeros en recuperar cuando tomamos algunas calorías de más. Una vez quemados los hidratos de carbono, y eliminada el agua que almacenan,  se queman proteínas (músculo) y grasas (éstas son las más difíciles de quemar).